Cómo gestionar un proceso de selección de personal

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El talento es vital para la empresa. El departamento de recursos humanos gestiona los procesos. Este departamento se encarga de evaluar las necesidades de la empresa, como por ejemplo, nuevas contrataciones en verano. Una empresa puede gestionar un proceso interno o externo.

Tipos de selección

En el primer caso, se busca a un candidato que ya forma parte de la organización para que ocupe el puesto vacante. Una de las ventajas de esta decisión, es el conocimiento que la entidad tiene sobre ese candidato.

La selección externa supone iniciar un proceso de entrevistas a través de la publicación de una oferta en un medio público. La empresa puede gestionar un proceso contando con sus propios medios o también puede contratar a una consultora externa. Esto permite a la empresa delegar el proceso en profesionales especializados y continuar con los objetivos inmediatos.

Etapas del proceso

En primer lugar, es conveniente identificar las competencias que debe mostrar el candidato para adaptarse a la perfección al puesto de trabajo. La empresa realiza un proceso de reclutamiento de candidatos, realizando una preselección de los mejores. Una vez hecha esta preselección, llega el momento de concretar una primera entrevista con cada candidato. Cada empresa utiliza distintas herramientas en el proceso de selección: entrevista telefónica, presencial, pruebas de grupo, test psicotécnico… Algunas empresas también solicitan referencias previas del candidato o una carta de recomendación.

Cómo analizar el puesto

En primer lugar, es importante concretar en qué departamento se sitúa dicho puesto para posicionarlo en la estructura jerárquica. Por otra parte, deben enumerarse las funciones propias del mismo. Además, los requisitos que deben superar los candidatos para optar al puesto de trabajo pueden evaluarse en distintos apartados: formación, experiencia laboral y aptitudes personales. Un proceso de selección puede cerrarse si no se ha encontrado al candidato perfecto para ese puesto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *