¿Cómo interfiere el desempleo en la búsqueda de trabajo?


¿Cómo interfiere el desempleo en la búsqueda de trabajo? Es casi imposible desde un punto de vista realista, pedirle a un desempleado que lleva más de dos años en el paro, que busque trabajo con ilusión, optimismo y alegría. Hay que entender que alguien que lleva tanto tiempo sin trabajo, no se siente integrado en la sociedad, por tanto, arrastra problemas de autoestima y tiene más dificultades para relacionarse con los demás (no siempre es así pero sucede con frecuencia).

Pero más allá de que el malestar sea evidente, hay algo que un desempleado sí que debe evitar. Y es mostrar una desesperación enorme, transmitir pena o lástima. ¿Por qué?

Aquello que desea una empresa es contratar a personal formado y cualificado, que además, traiga unos aires renovados a la empresa. Es decir, traiga ilusión, ganas de hacer las cosas de otro modo, talento… Por ello, teniendo en cuenta que en la mayoría de las ocasiones, el lenguaje corporal delata el estado de ánimo, es una necesidad real desde un punto de vista emocional, aprender a cuidar todos estos detalles para intentar disimular en una entrevista de trabajo o cuando te presentas por iniciativa propia a una empresa, tu sentimiento interior.

Para transmitir seguridad es fundamental mirar de frente, y también, debes mirar a los ojos de tu interlocutor. Mirar hacia el suelo transmite debilidad e inseguridad. Por otra parte, también debes cuidar la postura e ir con la espalda recta. Por supuesto, cuidar tu aspecto físico te ayuda a sentirte mejor contigo mismo, por ello, haz deporte y aliméntate bien porque la conexión entre cuerpo y mente es evidente. El desempleo prolongado es agotador. Por ello, con dicho cansancio, es mucho más difícil tener una búsqueda de empleo activa y regular. Para tener una ocupación, es excelente realizar cursos de formación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *