Cómo prepararte para el examen oral de una oposición


En algunos casos, la oposición incluye una prueba práctica y otra teórica. Por supuesto, una y otra prueba tienen que afrontarse de diferente modo. Aquí tienes algunos consejos para preparar de la mejor forma el examen teórico de una oposición y sorprender al tribunal.

En primer lugar, muestra seguridad en ti mismo a través del lenguaje corporal. Mira a los ojos de las personas que te escuchan, pero no lo hagas de forma fija. Por otro lado, también es bueno sonreir de vez en cuando. Este gesto es señal de una buena autoestima. No tengas prisa a la hora de hablar, reduce el ritmo porque así también podrás pensar antes qué quieres decir. Modula bien la voz para evitar resultar monótono, respeta las pausas para romper el ritmo. Hablar en público es un reto difícil por ello, puedes hacer un curso previo para formarte. Y también, ensayar tu discurso en casa delante de alguien de confianza.

Ten un buen control de la respiración, para ello, también te sentirás más relajado. En caso de ser posible, es adecuado que tengas un botellín de agua cerca para poder beber e hidratarte. Intenta llegar puntual a la prueba para habituarte al espacio. Hablar en público supone una tensión añadida para muchas personas. Por ello, puede ayudarte aprender del ejemplo de otras personas. Por ejemplo, puedes acudir a conferencias o también, a defensas de tesis para ver el proceso y cómo es posible superar el paso con dignidad. Lo más importante en una prueba teórica es que tengas un buen nivel de formación y que hayas preparado muy bien el examen teórico. Así evitarás improvisar. Lo peor que se puede hacer en el examen teórico de una oposición es hablar por hablar para rellenar el tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *