Cómo utilizar los Códigos QR en los comercios


Además de las aplicaciones que anteriormente comentamos para hacer un buen uso de los
Códigos QR
, los establecimientos comerciales tienen a su disposición más posibilidades para utilizar de forma beneficiosa estos códigos y que son muy sencillas y fáciles de desarrollar.

Una de las mejores opciones es poner el Código QR en el escaparate de la tienda en una de las zonas que esté bien visible para que tanto los clientes como personas que pasen por la calle puedan verlo sin problemas. Además, la ventaja de esta ubicación es que se pueden ir dando a conocer diferentes ofertas que se vayan teniendo en el comercio con periodicidad, por ejemplo, semanal, aparte de difundir promociones especiales, tratando de fidelizar así a los clientes. Igualmente, con esta vía se puede proporcionar a los clientes información actualizada y adicional que les pueda ser de interés y que pueda alentarles a que entren, busquen los nuevos productos…, lo que puede redundar en un aumento de las ventas.

La colocación del Código QR en el escaparate de la tienda presenta aún más ventajas adicionales como es la mejora de la imagen del establecimiento comercial que se convierte en más moderna.

Otra buena ubicación para el Código QR es el mostrador en el que el cliente sea atendido o bien se haga el pago, así como las respectivas secciones del establecimiento, en el caso de que existan, puesto que así cabe la posibilidad de informar de ofertas o promociones del día en esa sección, entre otras posibilidades, e ir hacia consumidores que tienen claro lo que buscan en ese establecimiento.

De gran utilidad es igualmente que los Códigos QR se coloquen en las etiquetas de los productos, ya que el cliente los tiene a su disposición en su propio hogar al llevarlos consigo, disponiendo de más tiempo para que luego pueda seguir la información en el smartphone. Es una buena opción en la que, aparte de promociones y ofertas, por ejemplo, se puede incluir más información sobre el producto, consejos de conservación o de alimentación… en función del tipo de establecimiento comercial y el producto o servicio que se comercialice.

Otra opción, si se dispone de tienda online, es que se ubique el Código QR en el carro para que los clientes puedan reducir el tiempo que emplean en la compra de sus productos habituales al hacer uso de este código.

Y, por supuesto, si el personal del establecimiento lleva uniforme, otra posibilidad es que se coloque el Código QR en las prendas como por ejemplo camisetas o polos para que esté también disponible para los clientes y todas las personas que entren. Una buena idea es colocarlo con el logotipo o marca del establecimiento comercial para que contribuya al mismo tiempo a consolidar la imagen de marca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *