Consejos para encontrar empleo en el extranjero


Encontrar un puesto de trabajo hoy en día no es fácil. El mercado de trabajo en España no termina de despuntar y las cifras de paro siguen siendo elevadas. Un motivo por el que muchas personas están optando por buscar un empleo en un país extranjero. Un proceso en el que hay que tener en cuenta una serie de pautas.

La primera de ellas es seleccionar bien el país en el que se quiere encontrar empleo, aspecto que es fundamental para delimitar esfuerzos y centrarse en la búsqueda. En este proceso de elegir el país se deben sopesar una serie de aspectos clave como el idioma que se habla, que es importante que se conozca y se tenga un nivel adecuado, y las perspectivas económicas del país y su mercado de trabajo para cerciorarse de que realmente hay posibilidades laborales. Fundamental es igualmente conocer el tipo de perfil que se demanda en las profesiones a las que se quiere optar, así como las condiciones laborales, sobre todo, el salario para conocer de antemano si se puede vivir con ese sueldo allí.

Una vez se tiene hecha la selección hay que proceder a adaptar el currículo a las costumbres de ese país, al igual que la carta de presentación y del resto de documentos que se vayan a aportar para presentar la candidatura a un empleo o bien durante el proceso de selección. De ayuda puede ser también contactar con la Embajada de España en el país elegido para conocer trámites y documentación que se tendrá que entregar para trabajar y residir en el país, siendo conveniente prepararla, en la medida de lo posible, para que en el caso de ser elegidos la incorporación al empleo pueda hacerse rápidamente.

Y con el currículum ya adaptado hay que proceder a buscar el empleo. En este caso, se pueden seguir una serie de pasos como crear alertas de empleo para recibir las notificaciones, acudir a las multinacionales o empresas de recursos humanos que operan en el ámbito internacional y usar las redes sociales profesionales para hacer contactos fuera de España o de foros. También se puede buscar empleo a través de la Red EURES o de portales y servicios públicos de empleo nacionales y del país elegido, entre otras opciones.

Y puede ser también muy conveniente visitar el país que se haya elegido y cerrar el mayor número de entrevistas laborales posibles durante ese período, aprovechando al máximo el viaje en el que ya se puede ver la vida y costumbres en ese país para irse adaptando. Porque, precisamente, la capacidad de adaptación es muy importante para trabajar en el extranjero puesto que se está en un país con otras costumbres y se conoce gente de otros estados que, a su vez, tienen también otras culturas, hábitos y formas de vida diferentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *