Cuatro consejos para reducir el tecnoestrés


El tecnoestrés es una emoción que afecta a muchos trabajadores que viven en contacto directo con las tecnologías. Por ello, conviene poner límites a esta situación para poder vivir mejor a nivel emocional, trabajar mejor y disfrutar de la rutina laboral. Aquí tienes cuatro consejos que pueden servirte de ayuda:

En primer lugar, conviene asumir que las tecnologías invaden no sólo nuestra rutina laboral, sino también, nuestro tiempo de ocio. Por ello, en el caso de una persona que por motivos de trabajo tiene que pasar muchas horas frente al ordenador, es mejor que intente poner en un segundo plano internet en su vida personal. Se trata de potenciar los planes cara a cara, hacer planes al aire libre, salir de casa, desconectar…

Para empezar a lograr el objetivo de desconectar de las tecnologías conviene pulsar el botón de apagar el ordenador o el teléfono móvil. De lo contrario, siempre estarás en alerta a la espera de novedades. Cumple con tu horario laboral, pero después, sé flexible e intenta vivir la vida sin la presión de la tecnología.

El fin de semana, puedes apostar por el turismo de salud. Por ejemplo, resulta gratificante viajar al pueblo el fin de semana para poder respirar la tranquilidad y la calma. El entorno influye más de lo que parece a simple vista, en el estado de ánimo. También puedes realizar un ejercicio de relajación cada noche para poder liberar toda la tensión negativa acumulada sobre la espalda.

Para finalizar, existe un vehículo muy gratificante para liberar las emociones: la música. En concreto, la música clásica que suena de fondo causa emociones de calma, paz y tranquilidad. El tecnoestrés es una realidad inevitable, pero hay que aprender a desconectar al cien por cien del trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *