Deja de quejarte por temas laborales


Existe algo bastante universal en los trabajadores: la queja. En la medida en que te quejas pierdes una gran energía centrado en lo negativo. Las personas pueden quejarse por el sueldo que reciben, por tener que hacer un trabajo con el que no disfrutan, por tener que soportar a un compañero de trabajo con el que no se llevan bien, por un horario poco gratificante, por los mandatos del jefe… Razones para protestar pueden existir muchas pero también existen motivos para dar las gracias.

Es una suerte tener un trabajo, además, con un poco de imaginación también puedes adaptar tu tiempo de ocio al horario laboral más complejo. Las personas que trabajan en fin de semana dejan sus planes sociales para un lunes. La actitud es definitiva para alcanzar el éxito.

La queja invita a la autocompasión y a la pena. Sin embargo, la iniciativa y la valentía son las claves que te llevarán a poder encontrar oportunidades, incluso, en las circunstancias más adversas. En un proceso de búsqueda de empleo debes centrarte únicamente en tu objetivo: encontrar trabajo.

Una meta que es positiva y que es incompatible con la queja que te lleva a considerarte víctima de una situación injusta. De hecho, la queja te paraliza, por el contrario, la esperanza te pone en movimiento y te centra en la acción. Algunas personas se quejan, sencillamente, porque eso es lo más cómodo. Sin embargo, lo verdaderamente inteligente es vivir con la mejor actitud para ser feliz.

6 comentarios

  1. No te quejes por tus condiciones laborales, piensa que avanzamos gloriosamente a la ley de bronce de los salarios, a que te den por salario lo suficiente para que repongas fuerzas para seguir generando plus-valías para tu empresario, ya que la productividad radica en tí; en tí la empresa ahorra costos, y no en tecnología, que ya lo sabes, sabiamente el capital (que nos ama) condujo la inversión a ella destinada, a la especulación financiera. ¿Que con tan bajos salarios y con el nivel de explotación nos cargamos la demanda agregada y por eso cierran fábricas? NO importa, estamos avanzando a ese cénit de la econmía sacrosanta de los mercados que se llama ESCLAVITUD. Y encima, da gracias.

  2. Que las circunstancias son las que son, ya lo sabemos todos. A partir de ahí, cada uno puede quedarse estancado en la queja o intentar estar lo más satisfecho posible con su situación. No se trata de dar las gracias al sistema, sino de dar las gracias por tener un trabajo cuando otras tantas personas, pagarían por tenerlo.

    Feliz Navidad y gracias:)))
    Maite

  3. ¡¡Hombre, esto ya es el colmo del conformismo!! Me amputan una pierna y a estar muy contento y agradecido porque no me han amputado las dos; y el esclavo que lo han cogido de docente para el hijo de un patricio, que dé gracias porque no le han puesto a picar piedra de por vida en las canteras de Sicilia. Claro que mientras seamos borregos que dócilmente ponen el cuello para facilitar la labor del matarife, lo tenemos bien empleado.
    Feliz Navidad y a pensar que Dios vino al mundo para decirnos que somos libres y que tenemos una dignidad que no se nos puede pisotear, alegrándonos de que a otro le hayan pisoteado más.

  4. Y estancado en la queja… De eso nada de nada. Desobediencia activa y movilización general ante el robo que los mercados están perpetrando contra los trabajadores para resarcirse de sus pérdidas especulativas jugando al monopoly. Más vale morir de pie que vivir de rodillas, y hay esperanzas, porque si el capitalismo de Estado ha sucumbido por implosión, el liberal va camino de que le pase lo mismo. Y entonces.. ¡¡que no descanse en paz!!

  5. Sinceramente dice ud que deberiamos agradecer,incluso poagar dinero por tener un trabajo…..se estan frotando ustedes las manos,como siempre,para exprimir bien tanto al joven o mayor u hombre con familia,procuren ustedes lo primero no defraudar,que tenemos una casta empresarial que roba ,porque no pagar impuestos,pagar en “b”,mire ud es robar ,robarnos a los trabajadores que si que nos descuentan lo correspondiente de la nómina.
    De momento tienes ud suerte,que no hay en España un gran sindicato comoDios manda,sino,se se lo iban a pensar dos veces….

  6. Si. Tener un trabajo es una bendición solo cuando quedamos vacantes nos damos cuenta
    que si era importante. Si pasas directamente de uno a otro sin vacancia no se nota pero si
    duras un mes o más buscando seguro te darás cuenta del valor que tenia tu trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *