Elementos que interfieren en la comunicación


La comunicación es determinante dentro del mercado laboral. Por ello, un jefe debe conectar con sus empleados. Pero también, es indispensable fomentar el diálogo para trabajar en equipo y poner en práctica el compañerismo. Por supuesto, una empresa también debe de trabajar la atención al cliente para satisfacer sus quejas, demandas y sugerencias.

Pero a veces, comunicarse bien no es tan sencillo porque existen elementos que interfieren en el proceso de comunicación. Elementos que actúan como ruido externo y dificultan la comprensión mutua. Por ello, siempre debe potenciarse el feedback a través de las preguntas. Por ejemplo, en caso de que un jefe esté haciendo una demanda importante a un empleado debe asegurarse bien de que lo ha entendido. Para ello, debe preguntar para asegurarse.

En otras ocasiones, la falta de atención y de concentración en el mensaje que emite el receptor es el mayor enemigo de la comprensión. El arte de la escucha es difícil porque implica humildad. Por otra parte, a la hora de comprender a otra persona no sólo se debe atender al lenguaje verbal sino también, a su comunicación corporal. De hecho, en más de una ocasión, el lenguaje del cuerpo contradice aquello que se quiere expresar a través de la palabra.

La falta de empatía se convierte en más de una ocasión en el obstáculo que tienen que superar dos personas que quieren llegar a un acuerdo. El carácter también puede ser una barrera negativa cuando se intenta ir más allá de la soberbia o de la vanidad. En la comunicación, el receptor debe centrarse en escuchar de verdad. Y el emisor debe comunicarse de una forma clara, directa y efectiva. Hay que ser paciente para repetir tantas veces como haga falta, algo importante. Cuida bien de las palabras porque preceden a los hechos.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *