Evita las respuestas automáticas en una entrevista de trabajo


Una entrevista de trabajo es algo muy personal, porque cada prueba es diferente gracias precisamente a que cada candidato tiene un modo de ser, unas cualidades concretas y unas características únicas e irrepetibles. Cuando una persona hace su primera entrevista de trabajo, es habitual que el entorno le dé consejos en base a su experiencia sobre el tipo de preguntas que va a tener y sobre el tipo de respuestas que debe dar. Este tipo de consejos son muy buenos pero tomados al pie de la letra, llevados al extremo, pueden bloquear a la persona hasta el punto de que deje de ser ella misma.

Sé tú mismo en una entrevista de trabajo

Ser tú mismo en una entrevista de trabajo implica, dar tus respuestas personales, libres y creativas al entrevistador. No quieras ser una copia más porque en realidad, lo que buscan muchos seleccionadores de recursos humanos es alguien diferente. Cuando alguien se presenta como una copia estándar en su actitud, entonces, no deja huella. En cambio, la diferencia siempre llama la atención.

Dar tus propias respuestas en una entrevista de trabajo implica tomarte un tiempo para pensar qué quieres decir. De esta forma, muestras tu personalidad y te dejas conocer.

Cómo dar una buena respuesta

A la hora de dar una buena respuesta lo importante es que te quedes tranquilo contigo mismo. Por ejemplo, si te preguntan si estás dispuesto a viajar por motivos de trabajo, y en realidad, no te apetece llevar ese ritmo de vida, entonces, es mejor que digas la verdad. Decir la verdad puede suponer quedarte sin ese empleo, sin embargo, significa ser más feliz y más libre al poder elegir la vida que quieres tener para poder seguir buscando ese empleo ideal para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *