Participar en congresos


El aislamiento es la peor actitud que puede adoptar una persona en el terreno personal y también, en el profesional. Y es que, en la medida en que te cierras a los demás, también te alejas de la posibilidad de tener contactos de trabajo y de poder aprender de otras personas. Existen puntos de encuentro entre profesionales que son muy importantes, por ejemplo, un congreso de universidad.

En caso de que no te guste mucho viajar o que no tengas tiempo para hacerlo, puedes aprovechar las actividades culturales que se organizan en la universidad de la capital de tu provincia. Puedes matricularte para asistir e informarte sobre posibles descuentos. Ya que, por ejemplo, en caso de que hayas sido alumno de dicha universidad, puede que tengas un precio más reducido. Lo mismo sucede en caso de que estés en el paro ya que existen muchos centros de universidad que ofrecen un descuento.

La verdad es que participar en congresos te aporta una gran riqueza porque puedes hacer contactos con personas de todas las partes del mundo. Y además, en caso de que seas experto en una temática puedes presentar una ponencia. Esta experiencia te sirve por una parte, para tener puntos de cara a una oposición, del mismo modo, también es un reto hablar en público. Un reto que te servirá incluso para el ámbito de la empresa.

Y es que, en el ámbito laboral es esencial tener buenas habilidades comunicativas a la hora de transmitir tus ideas y de aprender a desenvolverte en un contexto más formal y profesional. Lo cierto es que la universidad es un ámbito humanista que merece la pena de verdad en tanto que es una fuente de riqueza personal y de trabajo. Quienes más comunicaciones presentan son los doctorandos que tienden a presentar ponencias sobre su tesis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *