Preguntas habituales para contrastar tu experiencia laboral en una entrevista de trabajo


El objetivo de una entrevista de trabajo es conocer lo mejor posible al seleccionador. Y el pasado de ese trabajador tiene mucho peso de cara a su presente. Un seleccionador de recursos humanos quiere conocer su experiencia previa en otras empresas. Para ello, profundiza a través de preguntas frecuentes en este tipo de pruebas.

Cuestiones habituales en una entrevista trabajo

Existe una pregunta muy habitual en este tipo de situación: “¿Cuánto tiempo estuviste en tu anterior empresa?” En caso de haber estado muy poco tiempo en una empresa, es mejor suprimir esta experiencia profesional del curriculum ya que no aporta un valor positivo.

La actual empresa también puede querer conocer los motivos por los que ya no estás en tu anterior trabajo. Es por ello que te pueden preguntar: ¿Por qué te fuiste de tu anterior empresa? En ese caso, puedes responder que quieres tener nuevas experiencias que te permitan crecer y seguir aprendiendo.

En relación con la cuestión anterior, la empresa también quiere saber qué puede esperar del trabajador que tiene delante. Por ello, existe una pregunta recurrente: ¿Qué quieres hacer en el futuro? Si de verdad estás interesado en trabajar en dicha empresa, intenta que tu respuesta sea coherente con el proyecto empresarial de la misma.

Puede darse la posibilidad de que tengas que responder a cuestiones más personales que pueden ponerte en una tesitura un poco incómoda: ¿Prefieres trabajar solo o trabajar en equipo? De normal, las empresas prefieren a trabajadores capaces de desarrollar su labor en equipo pero es mejor decir la verdad.

Para finalizar, también te pueden preguntar: ¿Cuál es tu idea del éxito? Si logras dar una respuesta original, personal y creativa, entonces, tienes mucho camino ganado a la hora de captar la atención en positivo del seleccionador de recursos humanos.

Piensa antes de contestar

Escucha las preguntas con mucha tranquilidad y piensa unos segundos antes de contestar. No puedes improvisar tus respuestas porque en cada una de ellas te estás jugando mucho. Intenta disfrutar de la conversación para que las respuestas no sean forzadas o mecánicas. Recuerda que tú eres lo más importante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *