Proyectos profesionales para 2012

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Tener ilusiones es una forma de no dejar que la esperanza muera en medio de una crisis económica que parece interminable. Por ello, con el final de año llega un momento excelente de hacer balance de cómo ha ido a nivel laboral este 2011. Se trata de ser sincero con uno mismo y valorar los aciertos y los errores. De este modo, haciendo la reflexión adecuada es posible empezar de nuevo en 2012 con un plan activo de búsqueda de empleo, con ilusión por recuperar la motivación en ese trabajo que ya tienes o con ganas de volver a estudiar.

Cada historia es diferente, sencillamente, porque cada persona también tiene sus inquietudes y sus aspiraciones. Por ello, el autoconocimiento parte de uno mismo y debe ser uno mismo quien ponga en práctica los recursos necesarios para lograr una meta.

En los últimos años ha cambiado el mapa social para dar paso a la inestabilidad. Nuestros abuelos crecieron en un ambiente estable a nivel laboral, de hecho, en generaciones pasadas era habitual que una persona iniciase su carrera en una empresa y se jubilase exactamente en el mismo lugar. Hoy día, los contratos temporales han dado paso a una nueva forma de supervivencia emocional en el terreno de trabajo. Se trata de la adaptación al cambio.

De saber empezar de nuevo cada cierto tiempo. Esto tiene su punto positivo ya que puedes ir acumulando experiencia de una forma más clara y también, conocer diferentes empresas, diferentes métodos de trabajo y poder aprender de muchos compañeros. Hoy día, la meta de estudiar para lograr un trabajo estable ya no es del todo cierta, pero más allá de esta cuestión, merece la pena apostar por el saber al cien por cien. Por ello, ve pensando en todo lo que te gustaría lograr en este 2012 que ya está cerca para ir abriendo las puertas del futuro sin miedo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *