¿Qué hacer con el negocio después de la jubilación?


Un negocio tiene vida propia, por ello, merece la pena pensar en positivo después de la jubilación cuando el emprendedor se retira para disfrutar de una nueva etapa. ¿Qué hacer con el negocio después de la jubilación?

En algunos casos de negocios familiares, son los hijos quienes continúan con el proyecto llevado a cabo por sus padres. El hecho de haber visto cierta profesión desde la infancia, también puede ayudar a potenciar la vocación en los hijos. Sin embargo, merece la pena potenciar al máximo la libertad para que cada persona pueda seguir con su camino al margen de los deseos familiares. Por otra parte, después de la jubilación también es posible sacar un rendimiento económico del local poniéndolo en alquiler.

Muchas personas prefieren alquilar antes que comprar ya que así, tienen un sustento económico durante más tiempo. Pero también, hay que tener en cuenta que en la actualidad, no corren buenos tiempos para la compra.
Pero en caso de querer poner en venta el negocio es positivo tener paciencia, no ceder ante la primera oferta. De lo contrario, corres el riesgo de no dar el valor adecuado a ese proyecto que tanto esfuerzo y dedicación te ha costado llevar a cabo. En el caso contrario, también existe la situación de que alguien otorgue un valor tan desmedido a su empresa, que sea imposible encontrar posibles compradores. Ante una oferta, no pierdas la ocasión de negociar y de llegar a acuerdos.

También es verdad que un local pierde valor cuando está cerrado, sencillamente, porque se deteriora más ante la falta de uso. Después de la jubilación, llega el momento de iniciar una nueva etapa. A muchos emprendedores, les cuesta desconectar de la rutina que han tenido durante muchos años de su vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *