Remedios del cansancio psicológico

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Existen trabajos que implican un gran desgaste físico, en este sentido, este tipo de esfuerzos siempre se notan más, sin embargo, el cansancio intelectual propio de tantas profesiones también deja una huella notable, por ello, es indispensable aprender a desconectar la mente del trabajo porque la mente, necesita sus tiempos de reposo. El cansancio psicológico es inherente a muchos operarios de una empresa que viven con apatía la dureza de hacer día tras día lo mismo de una forma mecánica. Pero también es propio de los ejecutivos que llevan un ritmo de vida frenético y angustioso. El ritmo de vida de un ejecutivo pesa más en la medida en que el trabajador también es mayor y supera la barrera de los cincuenta años.

El cuerpo pide calma cuando supera unos niveles de estrés excesivos durante un tiempo prolongado. El cuerpo tiene su propia sabiduría interna, por ello, es indispensable aprender a gestionar el reloj de la forma adecuada. ¿Qué remedios existen para reducir el cansancio psicológico?

En primer lugar, tener actividades de ocio que no tengan nada que ver con el ámbito intelectual, es mejor potenciar actividades que impliquen ejercicio físico, por ejemplo, clases de baile o de yoga. La meditación también es un buen remedio para el cansancio psicológico.

Pero también es indispensable hacer cambios en una agenda sobrecargada y poder eliminar algunas actividades estableciendo una jerarquía de prioridades. El fin de semana, aprovecha para dormir más tiempo y levantarte más tarde. Evita estar constantemente pendiente del reloj, intenta disfrutar del momento y dejarte llevar, al menos, en el tiempo de ocio.

Ten una buena alimentación porque el cuerpo necesita recargar energías también, ante el desgaste intelectual. En algunos casos, una siesta breve después de comer también sirve para reparar la energía mental. El cansancio psicológico también surge de la queja, por ello, deja de quejarte por temas laborales y pasa a la acción.

1 comentario

  1. Hola Maite. una vez más gracias por tus valiosos consejos. hemos de aprender a descansar tanto el cuerpo como el alma… desconectar… bss

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *