Ser emprendedor a partir de los 40


Ser emprendedor en España, es una decisión que se medita mucho ya que la mayoría de las personas aspiran a ser trabajadoras por cuenta ajena. Por el contrario, en Estados Unidos ser emprendedor se valora mucho igual que allí, también se valora el fracaso como un punto positivo en el camino hacia el éxito. Sin embargo, en España, el fracaso está más asociado con la derrota, con la falta de valía personal y con el error. Este miedo al fracaso es el que paraliza, de entrada, a muchos potenciales emprendedores y con talento que no se ven capaces de hacer frente a la incertidumbre. La década de los 40 a los 50 años es fantástica para abrir un negocio. A esa edad, la persona es más madura, ya tiene un camino recorrido, sabe lo que quiere, es más consciente de sus posibilidades y también, del valor del esfuerzo.

Muchos de los emprendedores que abren un negocio a partir de los 40 años son personas que están cansadas de hacer trabajos que no les gustan y por fin, se deciden a apostar por su vocación y toman una iniciativa que marca la vida en positivo. Una persona de 40 años todavía es muy joven, tanto que le quedan muchos años hasta llegar a la jubilación. Para abrir un negocio es positivo tener la formación adecuada. Un sector en el que la edad es un grado en positivo es el ámbito del coaching y de la psicología. Un coach o un psicólogo de cuarenta años transmite una experiencia de vida que por lógica no tiene alguien de 25 años.

Ser emprendedor a partir de los 40 años en algún caso, es una alternativa al desempleo. Lo importante en el camino laboral no es la edad sino la ilusión que tiene una persona por seguir aprendiendo cosas nuevas.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *