Ser más proactivo en el trabajo


La actitud proactiva es muy importante en el plano laboral, por ello, a modo de coaching puedes lograr este reto a través de un entrenamiento interior y emocional. Ser proactivo te ayuda a decidir dónde quieres ir, y dónde quieres estar. Se trata de conectar con esa brújula interior que te marca la dirección adecuada en base a tus deseos, emociones e ilusiones. Para ser más proactivo en el ámbito laboral, analiza tu situación actual con objetividad, no te engañes a ti mismo, de lo contrario, es imposible mejorar. Después, escribe en un folio en blanco cinco objetivos que sean importantes para ti.

Los filósofos clásicos reflexionaron sobre la causa final como ese motor que mueve a la voluntad en una dirección. Por ello, la actitud proactiva la desarrollas en la medida en que empiezas a moverte al tener el fin en tu mente. Cuando actualizas a través de la mente un deseo que está por llegar, lo traes al ahora, es decir, le das más realidad. Después, especifica tus objetivos de tal forma que sean específicos, motivadores, alcanzables, cuantificables y medibles. Solo con este criterio puedes saber si un objetivo es realista o no lo es. Seguidamente, los objetivos pueden ir acompañados de un plan de acción. Recuerda que es imposible recoger frutos positivos sin haberlo intentado previamente. Este es el principal motivo para ser proactivo.

En ocasiones, para dar el salto de ser más proactivo en el trabajo, tienes que ganar seguridad en ti mismo también en el ámbito privado. Por ello, puedes comenzar tomando la iniciativa en los planes con tus amigos para desarrollar la destreza emocional de proponer una idea con entusiasmo, pensamiento positivo y energía. Así te resultará más fácil convencer a los demás de que tu idea es valiosa y merece la pena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *