Tres herramientas para prevenir la depresión en el trabajo


La depresión es una enfermedad y conviene adoptar una actitud proactiva para prevenirla dadas las circunstancias del entorno laboral actual que está mermando la seguridad emocional que necesita un trabajador para sentirse valorado y desarrollado en el entorno laboral. ¿Cómo prevenir la depresión?

Toma de conciencia

En primer lugar, es indispensable que la persona tome conciencia de cuál es el problema que le afecta de una forma desmedida. Cuando una persona es consciente de que hay algo que le afecta ya ha dado un paso importante para tomar control y manejo de su situación presente.

Después de la toma de conciencia viene un segundo paso: el diálogo interno. Si estás sufriendo por algo, entonces, date mensajes de ánimo igual que harías con un amigo. Para dar cierta objetividad a la situación intenta analizarla como si eso que a ti te afecta, en realidad, le pasara a alguien que tú conoces: ¿Qué le dirías en una situación así?

Evita la subjetividad

Alcanzar la objetividad absoluta es un reto casi imposible porque no podemos huir de nuestra propia forma de ver las cosas. Pero cuando recibas una crítica, intenta ver el lado positivo que hay detrás de ella y no solo la valoración negativa. Tampoco hagas un drama de un comentario negativo porque entonces, estás haciendo un gigante en tu mente llamado miedo.

Analiza tus pensamientos limitantes

Existen pensamientos negativos que condicionan mucho la rutina cotidiana de un trabajador. Identificar cuáles son esos pensamientos es el primer paso para poder liberarlos y cambiarlos de una forma consciente por su contrario. Por ejemplo, si con frecuencia tiendes a decir “no puedo”, ha llegado el momento de dar un giro a este diálogo para decir: “Sí puedo”.

Dada la fragilidad del entorno tienes que cultivar mucho más tu mundo interior para proteger tu bienestar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *