Cómo mejorar tu grado de compañerismo

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


En la vida en general, y en el ámbito laboral en particular, existe una actitud personal frecuente. La de aquellas personas que analizan con todo tipo de detalle las actitudes externas y se quejan de formar parte de una empresa en la que no existe el compañerismo suficiente en el equipo. En muchas ocasiones, la inteligencia emocional no mejora en la empresa porque los trabajadores pierden su tiempo quejándose cuando podrían invertir toda esa energía en buscar soluciones. Y la solución a corto plazo pasa por ser uno mismo quien se convierta en todo un ejemplo de actitud positiva para los demás. ¿Cómo puedes mejorar tu nivel de compañerismo en la oficina?

Utiliza la palabra nosotros

Formas parte de una empresa, por tanto, utiliza con más frecuencia la palabra nosotros que refuerza el espíritu de identidad del grupo y reduce el uso de la palabra yo en tus conversaciones laborales. Utiliza la palabra nosotros tanto en los éxitos como en los fracasos.

Responsabilidad en vez de culpa

Existen sentimientos dañinos como la culpa que, tristemente, también pueden vivirse en el plano laboral. En ese caso, cambia el sentimiento de culpa por el de responsabilidad porque es más constructivo en tu día a día.

Nadie es perfecto

Lo cierto es que nadie es perfecto y en el ámbito laboral conviene recordarlo cada día porque nuestras expectativas de realización contrastan con los límites de nuestra naturaleza. Los errores forman parte del día a día en la oficina, y en una situación así, lo único que logra minimizar las consecuencias de ese error, es la actitud con la que lo afrontas. Existe una premisa básica que puede ayudarte a ser un buen compañero en un error ajeno. Trata a los demás como te gustaría que te traten a ti en una situación similar.

Ver el lado bueno de las personas

Un equipo de trabajo tiene parte de su fuerza en la suma del talento individual. Observa el lado bueno de las personas y quédate con las virtudes de tus compañeros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *