Ayudas para emprender

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


A la hora de iniciar la aventura empresarial hay una serie de ayudas que los emprendedores tienen a su disposición para tratar de que su idea de negocio se haga realidad y el proceso sea menos complicado y más rápido.

Son apoyos que van desde servicios de orientación y asesoramiento hasta financiación o recursos económicos.

Orientación

Una de las necesidades de los emprendedores es contar con orientación y asesoramiento personalizado. En este campo, hay disponibles varias posibilidades. Entre ellas, cabe destacar la de acudir a los servicios de emprendedores de las Cámaras de Comercio, así como a los Madrid Emprende o Barcelona Activa. En el caso de que se resida en otras ciudades también hay servicios específicos públicos o puestos en marcha por asociaciones empresariales que son de ayuda.

Igualmente, en muchas universidades y escuelas de negocios se han puesto en marcha este tipo de servicios para favorecer el emprendimiento ya desde las aulas.

Financiación

Otro de los pilares clave es la financiación. Y, dentro de las posibles vías para obtener recursos económicos, se encuentra la capitalización del desempleo para todos aquellos emprendedores que hayan trabajado anteriormente y tengan derecho a la prestación por desempleo, que puede cobrarse íntegra para crear un proyecto empresarial.

Otra opción son las redes de Business Angels. En muchas comunidades autónomas se ha puesto en marcha una propia red de inversores para ponerles en contacto con los emprendedores. No obstante, igualmente se puede contactar con Business Angels de fuera de la autonomía en la que se vaya a desarrollar la actividad.

Y otra alternativa es el crowdfunding. Una fórmula que permite compartir financiación de un proyecto entre personas que quieren apoyarlo. En la actualidad, hay diversas plataformas de crowdfunding en Internet en las que se puede mostrar el proyecto para pedir financiación.

Recursos económicos también se pueden utilizar a través de premios y concursos, siempre que se ganen evidentemente. Son una fuente de ingresos y que añaden, a la vez, cierto prestigio al negocio o empresa. Aquí el abanico es muy amplio porque hay premios para emprendedores locales, autonómicos y nacionales. Hay que estar atento a las fechas para presentar la candidatura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *