Coaching para salir de tu zona de confort en el trabajo


Muchas personas aspiran únicamente a estar asentadas en su área de confort. Sin embargo, desde la aparente comodidad que te permite estar en esta zona de bienestar, no creces, ni evolucionas a nivel profesional. Es importante ser muy autocrítico con uno mismo, por ello, una vez que notes que te estás acomodando en tu situación actual, toma conciencia de ello para hacer cambios: por ejemplo, es positivo seguir haciendo cursos, ser proactivo en la empresa, hacer cosas nuevas… En la actualidad, en plena crisis económica, existen personas que están por debajo de la zona de confort, en concreto, están en la zona de pánico. Han perdido la aparente seguridad que les daba la zona de confort y su mundo a nivel emocional ha perdido el equilibrio. Así sucede, por ejemplo, en el caso de aquellas personas que están en desempleo y han perdido un trabajo.

Por encima de la zona de confort se encuentra la zona de incomodidad. Y aunque el término suene como negativo, lo cierto es que lo ideal es que un trabajador esté mucho tiempo en esa zona, sencillamente, porque en la medida en que intentas estar por encima de tus posibilidades también creces y evolucionas en positivo. Por supuesto, conviene encontrar el equilibrio. Por ejemplo, cuando una persona lleva mucho tiempo haciendo un esfuerzo extra, puede permitirse el placer de descansar en la zona de confort bajando el ritmo.

Estar en la zona de incomodidad, a veces, te permite adelantarte a los acontecimientos. Por ejemplo, en caso de que una persona tenga un buen presente laboral, puede tomar conciencia de que ese presente próspero tal vez, no dure siempre. Para lograr alternativas, una buena solución, es seguir apostando por la formación. Intenta salir de tu área de confort, no te estanques y evoluciona en positivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *