Domina el lenguaje corporal en una entrevista de trabajo


El lenguaje del cuerpo es más importante que las palabras. Tu postura corporal puede contradecir aquello que dices de viva voz. Por tanto, tienes que tener claro que siempre tiene más peso tu imagen que tus palabras. Porque el impacto visual deja huella. De ahí que en una entrevista de trabajo sea fundamental no dejar ningún aspecto abierto al azar.

Domina tu lenguaje corporal

El lenguaje corporal es un conjunto de varios elementos: aspecto físico, postura corporal, modo de vestir, gestos… Por ello, para una entrevista de trabajo es mejor que elijas un look clásico y un tono básico como el negro porque es un tono que no suele llamar excesivamente la atención.

En una entrevista, lo importante es que tu look no reste protagonismo a tu talento. Por otra parte, también es fundamental cuidar la higiene personal y tener un buena presencia. Conviene tener cuidado con algunos detalles, por ejemplo, evita ponerte perfume ese día y elige mejor una colonia suave.

Utiliza tu sentido común

Existen expertos en inteligencia emocional que en ocasiones, hablan del ser humano como si fuese una máquina en vez de una persona. Analizan cada gesto cómo si a partir de ahí se pudiese saber qué pasa en el interior de esa persona. Nunca se puede analizar con exactitud al cien por cien, el lenguaje corporal de alguien.

Por ejemplo, un bostezo que en ocasiones se asocia con el aburrimiento puede ser, un síntoma de hambre o de sueño. Por tanto, utiliza tu sentido común a la hora de cuidar tu lenguaje corporal porque es el que te llevará a cuidar tus modales y no te obsesiones con cada gesto que tienes porque si planificas todo demasiado, corres el riesgo de resultar poco natural.

Sonríe de vez en cuando, siéntate con la espalda recta, mira a los ojos del interlocutor pero de una forma intermitente para no intimidarle, cuida tu tono de voz y sé tú mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *