Los valores que sustentan el optimismo en el trabajo

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Detrás del optimismo existen valores que sustentan ese modo de pensar. ¿Cuáles son los valores más importantes de una persona que es optimista en el trabajo? En primer lugar, tiene la visión práctica de que todo tiene solución. En vez de quedarse estancada ante un problema prefiere centrar su energía en buscar un remedio para ese problema. Por tanto, el optimismo también se centra en la proactividad porque en la medida en que una persona se centra en la acción, y se concentra en el objetivo, también deja de dar vueltas a las preocupaciones.

Otro valor de una persona optimista es que lo importante es intentarlo. Lejos de centrarse al cien por cien en el resultado, se siente satisfecha por tener la valentía de arriesgar ya que detrás de toda iniciativa siempre existe un aprendizaje. Por tanto, una experiencia buena y positiva que poder adquirir.

Detrás del optimismo se esconde una filosofía de vida. La de aquellas personas que entienden que la actitud es fundamental para poder ser más feliz en el entorno laboral. Y esta actitud, lejos de ser innata puede adquirirse y mejorarse a lo largo de los años. Las personas optimistas lo son porque también son generosas con los demás. Son conscientes de que el optimismo es una semilla en el mundo que también genera ilusión en los demás, por tanto, también fomenta el compañerismo en el trabajo y favorece las buenas relaciones profesionales.

Las personas optimistas no pierden el tiempo de una forma innecesaria, se centran en su sueño y alimentan su ilusión por llevarlo a cabo. El optimismo necesita valores sólidos sobre los que sustentarse, de lo contrario, se viene abajo ante el primer obstáculo. Así sucede en el caso de aquellas personas que tienen constantes cambios de humor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *