¿Qué piden las empresas a un candidato en 2013?

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Las necesidades de las empresas varían cada cierto tiempo. Y esto conduce a que no sólo cambien los perfiles profesionales que más precisan, sino a que también busquen en los procesos de selección una serie de cualidades diferentes que van más allá de la propia formación académica y la experiencia profesional. Pero, ¿en qué se fijan las empresas realmente a la hora de elegir a un candidato a un empleo? La respuesta es clara: en las características personales, aptitudes y actitudes.

Ahondando sólo en este artículo en las características personales, cabe destacar que pueden variar en función de la empresa o del empleo que haya que desarrollar. Sin embargo, sí hay unos rasgos generales que se suelen pedir y que están siendo comunes a todas las compañías en los procesos de selección.

Dinamismo

Dentro de las características personales en las que más se fijan los reclutadores ante un candidato figura el hecho de que sea una persona dinámica y entusiasta, que le guste el trabajo que realice y que se marque objetivos, evidentemente, que puedan cumplirse. Incluso, se busca a personas que puedan asumir un cierto nivel de riesgo.

También se valora notablemente que el candidato sea enérgico, aparte de poder trabajar con autonomía y que tenga iniciativa propia. Pero cuidado aquí porque no se debe ser excesivamente autónomo ni actuar siempre dentro de la empresa de forma independiente, ya que se sigue valorando por encima del resto a candidatos que sean capaces de trabajar en equipo, aunque no vayan a utilizar esta fórmula de trabajo de forma inmediata.

Motivación y constancia

Por supuesto, dentro de estas valoraciones, no puede faltar la motivación que tenga la persona, ni su creatividad. Este último es un valor al alza y cada vez más las empresas apuestan por contratar a personas imaginativas e innovadoras.


La constancia sigue siendo otra virtud en alza dentro de una empresa, al igual que la rigurosidad y la responsabilidad y el compromiso con la compañía. De hecho, es un punto a favor que el candidato muestre su deseo de realizar una carrera profesional en ella.

Asimismo, priman los personas que tengan capacidad de liderazgo y que sean flexibles y adaptables a los diferentes escenarios y situaciones que puedan surgir en el seno de la empresa.

9 comentarios

  1. Entiendo muy bien que pueden querer las empresas de sus trabajadores y también lo que esperan los trabajadores de su empresa, pues he tenido la suerte de poder conciliar éstos dos aspectos, gracias, saludos…

  2. Evidentemente lo que comentas es fundamental, pero en muchas empresas también se están pidiendo otros requisitos en los procesos de selección. Además con el alto desempleo son particularidades que ayudan a diferenciarse al candidato frente al resto.

  3. Eres muy afortunado. Lamentablemente no todos los trabajadores pueden decir lo mismo. Muchas veces es difícil unir lo que quieren las empresas y lo que también quieren los trabajadores y lo que pueden esperar de esa empresa. Una combinación que, sobre todo, con la crisis cada vez parecer ser más imposible.

  4. Seguro que este artículo sirve de ayuda a muchas personas. He conocido a personas de éxito en el plano laboral que en algún momento vieron como alguien les cerraba la puerta de golpe. Con esto quiero decir, que la vida también te enseña que lo importante es que seas tú mismo, que te potencies a ti y que a partir de allí, puede que no encajes en algunas empresas pero seguro que sí encajas en otras. Por eso, nunca hay que darse por vencido.

    Muchas gracias:))

  5. Si es cierto que las empresas se fijan sobre todo en las “características personales, aptitudes y actidudes” de los candidatos ¿por qué casi todos los anuncios de trabajo hoy en día exigen experiencia en el sector específico de la empresa? Es una gran pena que la crisis obligue a las empresas a recurrir a este tipo de filtros para limitar en número de candidatos y, como consecuencia, exlcuyan candidatos con las características, aptidudes y actidudes más adecuadas. Aunque, siempre hay excepciones, como el de la contratación de Rodrigo Rato por Telefónica…Sin comentarios.

  6. Por supuesto que nunca hay que darse por vencido. Si uno confía en sus potencialidades y habilidades siempre hay salida, aunque ahora con la crisis cueste más encontrarla. Lo importante es conocerse bien uno mismo y potenciar todas las habilidades y capacidades que pueden contribuir a ser un candidato único a un empleo.

  7. La experiencia siempre ha sido valorada en muchos empleos desde hace muchos años y ahora sigue siéndolo también. De hecho, es una de las barreras que muchos jóvenes tienen para incorporarse al mercado de trabajo. El caso de Rodrigo Rato que comentas se escapa al resto de las personas. Hay oportunidades que son exclusivas de unos pocos y hay más ejemplos en la historia de España de este tipo.

  8. Está muy bien lo que dices sobre lo que buscan las empresas. Llevo un mes sin trabajo, que para muchos puede parecer poco tiempo pero que para mí me está pareciendo una eternidad. Hasta ahora he trabajado como Técnico-Comercial y estoy dispuesto a cambiar radicalmente de sector y así lo reflejo en mi carta de presentación cuando me inscribo en una oferta de trabajo, lo cual se supone que se acerca a tus consejos, pero la sensación que estoy teniendo a la hora de buscar trabajo es que las empresas lo que buscan es lo que la mayoría de los compradores hoy en día, “bueno, bonito y barato”. Quieren una persona con más títulos que la duquesa de Alba, con varios idiomas a ser posible, con experiencia dilatada, además de las cualidades que has comentado de liderazgo, motivación etc y cuando llegas a la parte económica…al menor precio posible, porque como hay tanta demanda, parece que pueden encontrarlo. No sé qué más hacer para que vean en mí el candidato perfecto, porque además de todo sigo confiando en mí y realmente “creo que soy ese candidato perfecto” pero quizás me falta algo que no me doy cuenta para hacerselo ver a esas empresas que ofertan un puesto.
    Gracias, un abrazo a todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *