Cómo evitar el síndrome del pijama si trabajas en casa


¿Cómo evitar el síndrome del pijama si trabajas en casa? Hoy día, el teletrabajo es una posibilidad real que permite a un trabajador poder realizar su gestión desde casa. Pero mezclar espacios y vivir en el mismo lugar en el que trabajas, puede no ser del todo cómodo a nivel emocional porque puede llevar a la confusión de términos. Es decir, puede que un trabajador se deje tentar por la idea de estar en pijama mientras trabaja. ¿Cómo evitar este síndrome que lleva a buscar la comodidad y el confort por encima de todo mientras estás en tiempo laboral?

En primer lugar, es indispensable cambiar de aires, por ello, conviene destacar que en la actualidad existen servicios de coworking, son espacios que permiten a varios trabajadores compartir un espacio profesional gracias a un gasto más reducido.

Pero además, también es posible trabajar unas horas cada día en una biblioteca, a la que puedes ir con tu ordenador y conectarte a internet gracias a la conexión wifi. Para esos momentos en los que tienes que realizar gestiones tan sencillas como leer el correo electrónico, puedes ir con tu ordenador a una cafetería tranquila, mientras tomas un café, y a su vez, después aprovechas para leer el periódico. Uno de los grandes riesgos de una persona que trabaja desde casa es el sedentarismo, la falta de actividad física y el aislamiento. Es posible reducir el círculo social y perder amistades.

En caso de que decidas trabajar desde casa todo el tiempo, entonces, puedes empezar el día, muy temprano con un paseo matutino para entrar en contacto con el movimiento de un nuevo día. Compra ropa con la que estés cómodo en casa, que por supuesto, no tiene que ser tan elegante como la que utilices para una entrevista de trabajo. En el momento en que tengas una cita de negocios, entonces, puedes cambiar de look.

2 comentarios

  1. Mucha gente que trabaja en oficinas tiende a colocar aspectos personales que le recuerden al hogar: fotos de sus seres queridos, plantas, pequeños regalos, postales de vacaciones, notas de amigos; sin embargo no conozco a nadie que tenga la fotografía del jefe en la mesilla de noche (a no ser que se trate de una empresa familiar y estemos hablando que tu jefe es también tu marido, tu madre, etc.)
    Buscamos hacer el ambiente de ofinina más relajante y acogedor. Si trabajamos en casa, nos facilitará la concentración y activación mental y física, tener un ambiente diferenciado para trabajar y para nuestra vida personal. Lo ideal son aspectos físicos diferentes. De no ser así la decoración permite hacerlo; por ejemplo: muebles-armarios de ordenador donde todo queda recogido después y no parece una oficina, mamparas que separan visualmente espacios, etc.
    La diferenciación física trabajo-familia, el aspecto (aseo, indumentaria), la higiene y los hábitos regulares de trabajo son básicos para evitar el síndrome del pijama como muy acertadamente se comenta en el artículo. Enhorabuena por escribirlo, no todo el mundo recibe la formación en aspectos psicosociales del teletrabajo cuando emprende su actividad en casa y se le puede ir de las manos arruinando no sólo su profesión, sino también el ambiente familiar.

  2. Muchas gracias a ti por tu comentario tan constructivo y por la información que aportas. Lo importante es que cuando hablamos de trabajo, cada persona encuentre su receta en base a su situación personal porque cada caso, es un mundo.

    Feliz jueves.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *