Cómo incorporar talento a la empresa


Una empresa está formada por personas que tienen un talento concreto. Pero el proceso no termina con encontrar a los trabajadores adecuados para un puesto sino en que la propia empresa, consciente del valor que tienen sus empleados, sepa potenciar a cada trabajador y le ayude a crecer dentro de la propia empresa.

Proceso de selección

Antes de realizar el proceso de selección es muy importante que el departamento de recursos humanos concrete muy bien cuáles son los requisitos que definen el perfil ideal para un puesto en concreto pero dejando un margen a la flexibilidad. De lo contrario, puede que tengas frente a ti en una entrevista de trabajo a la persona perfecta y le dejes escapar.

Utiliza diferentes herramientas en el proceso de selección para poder conocer mejor al candidato desde diferentes perspectivas. Valora el currículum como la mejor carta de presentación de un candidato. Pero pon el foco de atención en cómo defiende la persona su experiencia profesional en la entrevista de trabajo.

Existe talento

En la crisis económica, existe más talento que nunca ya que muchas personas están potenciando todavía más su formación en el desempleo. Conviene evitar prejuicios negativos en relación con el talento y no asociarlo con una edad en concreto. Existen personas creativas, capaces y competentes en cualquier momento. Apostar por una persona madura supone contar con el valor añadido de la experiencia que también es fuente de talento.

Contratar a una persona joven implica sumar a la empresa ilusión por aprender, ganas por hacer las cosas de otra forma, fuerza y entusiasmo. Valores que son inherente al talento.

Qué hacer para potenciar el talento

Para potenciar el talento conviene que la empresa adopte una actitud activa con los empleados y mejore la comunicación para que los trabajadores se sientan parte integral de un equipo.

Además, conviene potenciar los recursos humanos por competencias para que cada profesional esté en aquel puesto que de verdad le gusta y le motiva. Un trabajador con talento puede no destacar si hace una función que no le llena.

Integra la formación constante entre los trabajadores porque el talento también se renueva y se recicla a través de nuevas ideas. Ofrecer servicios de coaching a los trabajadores también puede ser una iniciativa positiva para potenciar a los empleados.

Las reuniones de trabajo se deben convertir en el marco ideal de intercambio de ideas y de opiniones. Además, los jefes también pueden potenciar a sus empleados a través de los elogios positivos. Cuando alimentas la autoestima de un trabajador también alimentas su talento.

4 comentarios

  1. En mi modesta opinion, creo que la situacion mejoraria bastante eliminando los procesos de seleccion y departamentos de RRHH. La unica manera de comprobar la adecuacion de un trabajador a un puesto es dejandole desarrollar las funciones propias del mismo, no sometiendole al veredicto arbitrario de un reclutador que, en la mayoria de las ocasiones, se equivocara.

  2. Muchas gracias por tu opinión. Es verdad que los errores son humanos pero merece la pena pensar en positivo. Los seleccionadores de recursos humanos tienen un papel importante en la empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *