Consejos para mujeres emprendedoras


Hoy día, muchas mujeres tienen una formación muy alta después de haber estudiado durante años en la universidad. Sin embargo, también tienen obstáculos a la hora de iniciar la aventura empresarial. Estos temores, muchas veces, son más emocionales que reales. Por ejemplo, miedo de decepcionar a la pareja o algún ser querido en caso de que algo salga mal.

O también, es negativo estar bajo la influencia de los consejos de personas que tiran por tierra tus sueños. El hecho de que a otras personas no les haya ido bien en su negocio, no significa que tú vayas a tener la misma historia. La realidad es que si no lo intentas, nunca sabrás qué puede suceder. Entre otras cosas, porque intentar un objetivo forma parte del éxito. Y muchas veces, se llega al éxito después de haber vivido algún fracaso.

Analiza cuáles son tus deseos, descubre qué te gustaría hacer de verdad con tu vida. Y especialmente, no pierdas de vista la conexión que existe entre trabajo y felicidad. Es decir, no renuncies a hacer algo que de verdad te gusta por miedo. Afronta el miedo a través de la acción. Para ello, asesórate, pide información, planifica, piensa ideas, busca medios para hacer realidad tu sueño empresarial.

Céntrate en tu certeza interior y en tus fortalezas. Deja de lado las dudas para dar paso a la realidad. Un proyecto debe de concretarse de una forma material. Cuando recibas el consejo de alguien cercano que te cuenta una experiencia negativa sobre su aventura empresarial, agradécele que se preocupe y dile que tendrás en cuenta su criterio. Pero que simplemente, vas a seguir tu camino.

Si buscas una seguridad absoluta, entonces, nunca darás el paso de montar tu propio negocio. Pero está claro que es clave aprender a convivir con la incertidumbre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *