El empresario individual y la contratación de trabajadores

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Además de los trámites administrativos que hay que seguir para ser empresario individual y las obligaciones legales y fiscales que se tienen, el empresario individual también debe atender a las obligaciones que tiene con la Seguridad Social, sobre todo, si va a contratar a trabajadores.

Y es que muchas veces por pequeña que sea la empresa se necesita disponer de empleados, aunque sean pocos. Y en estos casos el emprendedor individual debe seguir unas pautas para la contratación de trabajadores por cuenta ajena.

Un paso importante, que además tiene que darse antes de iniciar la actividad, es proceder a la comunicación de apertura en la Dirección Provincial de Trabajo, Seguridad Social y Asuntos Sociales, paso que debe hacerse antes de 30 días del inicio de la actividad.

Necesario es inscribir la empresa en la Seguridad Social, optando por el Instituto Nacional de la Seguridad Social o por la mutua. Al presentar documentos como la escritura de constitución, el documento de alta en el IAE y el contrato con la mutua, por ejemplo, se pasará a obtener el número de afiliación a la Seguridad Social o el código de cuenta de cotización.

De esta manera, a la hora de contratar a los trabajadores, se les podrá dar de alta y afiliarlos en la Seguridad Social para que queden protegidos y reciban su número de afiliación o bien sólo darle de alta en el caso de que el trabajador ya tenga un número de afiliación.

Y un día antes de que comience la actividad del trabajador, se deberá tener el impreso oficial de afiliación y el de solicitud de alta, baja o variación de datos del trabajador para cada uno de los empleados que se contraten, que deberán adjuntarse con una fotocopia del DNI.

Además de los pasos relativos a la Seguridad Social, el contrato de trabajo se tendrá que comunicar en la oficina de empleo correspondiente y, aparte, en el libro de matrícula del personal deberán figurar los datos de los trabajadores que presten servicios a la empresa y las variaciones que procedan en relación a su situación laboral. Un libro en el que igualmente deben figurar los trabajadores que hayan prestado sus servicios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *