La fortaleza de un equipo


La palabra equipo lo dice todo en sí misma, es decir, muestra la fuerza, la ilusión y la motivación que surge de la suma de las partes. Cada miembro del equipo aporta su talento, sus cualidades y toda su sabiduría pero además, tiene la generosidad de compartirla con los demás. Por supuesto, también se muestra receptivo a la hora de aprender de los otros. Pues bien, la fortaleza que surge del equipo es muy diferente a la que se produce en el seno de un grupo. Más allá de parecer conceptos similares no tienen nada que ver.

En el equipo los éxitos se asumen de manera conjunta, por tanto, la alegría también es mayor. En cambio, en un grupo no sucede lo mismo. Se busca culpables y responsables a nivel individual a la hora de asumir la derrota. La sabiduría del equipo desprende una gran fortaleza ya que además, es una suerte poder trabajar en un entorno humano en el que la empatía existe, la escucha activa es una realidad y la comprensión un regalo que se desprende del diálogo.
SEGUIR LEYENDO «La fortaleza de un equipo»