¿Cómo gestionar un equipo formado por trabajadores constantes?


¿Cómo gestionar un equipo humano? Un equipo humano está formado como indica su propio término por personas. Por ello, dirigir una empresa implica ir más allá de los resultados para poder ver a cada ser humano particular y concreto. Por supuesto, no todo es tan ideal, es decir, también puede que haya que tomar medidas de despido con un trabajador que no es eficaz y competente. Pero siempre, merece la pena dar una segunda oportunidad antes de tomar el paso definitivo.
SEGUIR LEYENDO «¿Cómo gestionar un equipo formado por trabajadores constantes?»

Cómo crear un buen ambiente en el equipo


Un equipo es tal, porque existen alianzas en común, es decir, puntos importantes que se respetan por parte de todos. En este sentido, cada grupo debe establecer sus propias alianzas. Existen puntos que conviene respetar, por ejemplo, apagar el teléfono móvil en horario de trabajo para evitar distracciones, evitar hablar con otro compañero mientras uno está dando sus ideas, o también, llegar siempre puntual a una reunión. La alianza refuerza la unión entre todos los integrantes de un grupo, por el contrario, romper las normas termina causando sensación de individualismo.
SEGUIR LEYENDO «Cómo crear un buen ambiente en el equipo»

Claves para fomentar el espíritu de equipo


El valor de un equipo se ve claramente reflejado en el ámbito deportivo. En ese caso, cada jugador aporta su propio talento al conjunto global del grupo, es decir, la suma de cualidades positivas hace que un equipo bien coordinado alcance el éxito. Todo equipo debe tener un líder, un referente que consigue generar valores con los que el resto de miembros del grupo se sienten identificados.

Lo que muchas personas pierden de vista es que una empresa también está formada por un equipo en el que cada trabajador es igual de importante. Es decir, tanto el personal de limpieza, como el jefe, pasando por el resto de personal son indispensables para mantener el orden y la armonía de un negocio con valor de futuro.
SEGUIR LEYENDO «Claves para fomentar el espíritu de equipo»

¿Por qué es mejor el trabajo en equipo?


¿Por qué es mejor el trabajo en equipo? Dentro de una empresa, se tiende mucho a trabajar en equipo, sin embargo, no siempre se tiene la noción adecuada de un equipo. Por ello, los trabajadores también aprenden a trabajar poco a poco de este modo. La realidad es que dentro de una empresa el trabajo en equipo es fundamental porque las victorias son mucho más gratificantes que cuando se producen a nivel individual.

Y es que, puedes compartir el éxito con otros compañeros de trabajo que también se han esforzado por la misma meta. Del mismo modo, las derrotas se encajan mejor cuando vienen precedidas por el esfuerzo de todo un grupo. Puedes apoyarte en los demás, encontrar palabras de ánimo y seguir luchando por mejorar.
SEGUIR LEYENDO «¿Por qué es mejor el trabajo en equipo?»

Claves para coordinar un equipo de trabajo


En una empresa se trabaja en equipo y merece la pena tener en cuenta este aspecto y ser consciente de este punto para no sufrir más de lo necesario. Sin duda, se sufre cuando se trabaja en equipo y en realidad, el carácter de esa persona es más competitivo e individualista. Pero tampoco es una tarea fácil la de liderar un equipo de trabajo, es decir, la de ser ese punto de encuentro para unir fuerzas, motivar y coordinar el talento en base a un mismo punto.

Al ser el líder de un equipo de trabajo se debe de tener una mano especial para reducir los conflictos y poder mediar. En primer lugar, se debe de tener una visión global del trabajo que se tiene que hacer. Pero además, hay que marcar una meta común para todos los miembros de dicho equipo. Por tanto, todas las personas deben tomar esa meta como propia.
SEGUIR LEYENDO «Claves para coordinar un equipo de trabajo»

Errores habituales del trabajo en equipo


La palabra equipo es una de las más utilizadas en el entorno laboral actual y en las empresas. Sin embargo, no siempre se tiene una noción acertada de la palabra equipo. De ahí surge el primer error, y es que, al no poder sentar las bases tampoco es posible dar con la verdadera ética del trabajo en grupo. Dentro de una empresa es el jefe el que debe fomentar el valor de equipo, asumiendo los éxitos en colectividad pero también, las derrotas. Evitando las culpas a nivel individual. De este modo, se potencia mucho más el espíritu de superación de una persona.

Otro error habitual en un equipo es que no haya un líder claro, un referente que sea el guía hacia donde se debe caminar. Y es que, cuando falta un líder, entonces, se produce una lucha de egos en donde cada uno quiere sobresalir por encima de los demás y se busca el interés propio por encima del bien conjunto. Por tanto, la falta de humilidad suele ser un error frecuente en el trabajo en equipo.
SEGUIR LEYENDO «Errores habituales del trabajo en equipo»

Rasgos de un buen líder


Dentro del ámbito empresarial, el liderazgo es una de las cualidades más valoradas especialmente, cuando se debe trabajar dirigiendo a un equipo o cuando eres el jefe. El líder tiene la capacidad de motivar a los empleados de una forma positiva a través del logro de metas. Pero también, tiene el carisma necesario como para transmitir un mensaje con su sola presencia. El carisma no es innato, es decir, puede perfeccionarse a lo largo de los años mejorando la comunicación no sólo corporal, sino también, verbal.

Sin embargo, también es verdad que el carisma de una persona crece a través del conocimiento de esa persona. Es decir, cuando conoces a un jefe, le admiras y le respetas por sus valores, su ética en el trabajo y su capacidad de generar confianza, entonces, te sientes mucho más identificado con el proyecto de la empresa. Por el contrario, cuando trabajas para un jefe que no genera un buen clima laboral, entonces, te sientes poco valorado y sin ganas de esforzarte por dar lo mejor de ti mismo.
SEGUIR LEYENDO «Rasgos de un buen líder»

La fortaleza de un equipo


La palabra equipo lo dice todo en sí misma, es decir, muestra la fuerza, la ilusión y la motivación que surge de la suma de las partes. Cada miembro del equipo aporta su talento, sus cualidades y toda su sabiduría pero además, tiene la generosidad de compartirla con los demás. Por supuesto, también se muestra receptivo a la hora de aprender de los otros. Pues bien, la fortaleza que surge del equipo es muy diferente a la que se produce en el seno de un grupo. Más allá de parecer conceptos similares no tienen nada que ver.

En el equipo los éxitos se asumen de manera conjunta, por tanto, la alegría también es mayor. En cambio, en un grupo no sucede lo mismo. Se busca culpables y responsables a nivel individual a la hora de asumir la derrota. La sabiduría del equipo desprende una gran fortaleza ya que además, es una suerte poder trabajar en un entorno humano en el que la empatía existe, la escucha activa es una realidad y la comprensión un regalo que se desprende del diálogo.
SEGUIR LEYENDO «La fortaleza de un equipo»