Las aptitudes y actitudes que más demandan las empresas

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Anteriormente hablábamos de las características personales que las empresas demandan a los candidatos este año en los procesos de selección. Pero aparte de ellas, en el reclutamiento también se tiende a valorar determinadas actitudes y aptitudes. ¿Cuáles son las más buscadas?

La respuesta, una vez más, depende del puesto de trabajo y de la actividad de la empresa. Pero en líneas generales, se pueden dar unas pinceladas sobre las que más valoran las compañías hoy en día y que siempre son bien recibidas.

Aptitudes

La capacidad del candidato en nuevas tecnologías es, sin duda alguna, una de las aptitudes más valoradas. En este caso, se sopesa, sobre todo, que tengan conocimientos a nivel de usuario de programas básicos como Internet y de correo electrónico, así como del paquete Office. Pero muchas veces se va más allá y se buscan candidatos que utilicen la tecnología de forma eficiente, lo que implica tener un conocimiento más elevado.


También es muy importante que el candidato presente un alto potencial de desarrollo y que esté dispuesto a aprender nuevos conceptos y a desarrollarse más allá de los conocimientos técnicos o sectoriales que pueda aportar a la empresa y a los productos o servicios con los que vaya a estar relacionada su actividad laboral.

Y, por supuesto, se valora mucho el conocimiento de idiomas. En general, el más demandado sigue siendo el inglés, aunque todo depende de la empresa y de su nivel de internacionalización o del área geográfica en la que opere. Así alemán, francés e, incluso, chino pueden ser demandados. Pero no hay que olvidar que si una empresa tiene intereses en países, como por ejemplo, Rusia, se primarán también candidatos que sepan ruso.

Actitudes

Y si las aptitudes son importantes en un proceso de selección, no lo son menos las actitudes. Dentro de ellas también hay algunas que se valoran más en un candidato que otras. Una de las más importantes es la prestar servicios con calidad. De hecho, la calidad es uno de los pilares por los que apuestan cada vez más las empresas y que más tienden a cuidar.

También es importante su intención de continuidar dentro de ella. Valorable es igualmente la voluntad del candidato para integrar la cultura de la empresa y compartir sus valores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *