¿Por qué falla la inteligencia emocional en las empresas?


¿Por qué falla la inteligencia emocional en las empresas? La inteligencia emocional es una herramienta práctica a la hora de facilitar el trabajo en las empresas, sin embargo, muchas veces, se habla de esta disciplina como un método que puede ser aplicado por el trabajador, sin tener en cuenta, que la inteligencia emocional brilla por su ausencia en muchas empresas, precisamente, porque no se aplica desde la base. Es decir, son los jefes quienes deberían asumir la responsabilidad de aprender inteligencia emocional para poder ponerla en práctica y llevarla a cabo.

Un porcentaje muy alto de los trabajadores se sienten frustrados por no recibir ningún tipo de reconocimiento externo en el trabajo. La inteligencia emocional, a nivel individual, puede hacer que un trabajador que vive en un ambiente laboral adverso, logre sobrellevar mejor la situación, sin embargo, es muy difícil que dicho trabajador sea plenamente feliz.

Inteligencia emocional para jefes

Una empresa está formada por personas que son un equipo, es decir, no son islas independientes, sin embargo, en más de una ocasión, se comportan como si lo fuesen porque no existe comunicación adecuada, no existe motivación a nivel individual para cada persona (cada trabajador tiene unas necesidades distintas).

Existe un proceso real a nivel emocional. Son muchos los trabajadores que comienzan dando el máximo cada día en la oficina al entrar a trabajar en una empresa, de hecho, dan incluso más de la cuenta, al invertir más tiempo del necesario. Sin embargo, con el paso del tiempo, viendo que el esfuerzo no se valora, que no reciben ningún tipo de compensación emocional a cambio, comienzan a dar el mínimo exigido.

Inteligencia emocional para empleados

Esperar el reconocimiento externo constantemente, puede llevarte a la frustración de quedar siempre a la espera de algo que, tal vez, no llegue nunca. Por ello, lo importante es que seas tú quien disfrutes con aquello que haces, y hagas de ese disfrute tu mayor premio y tu mejor compensación.

Intenta ser tú un ejemplo de inteligencia emocional con los demás, y no dudes en felicitar a tus compañeros de trabajo por un motivo concreto. Muchas veces, los jefes piensan de una forma equivocada que el dinero es la mejor forma de motivación cuando en realidad, son las palabras las que generan una fortaleza especial en el ánimo de un trabajador.

4 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *